Las Caribeñas ganan con gran susto para forzar la final ante Cristo Rey a un decisivo quinto juego

Habrá quinto partido de serie final. Pero no fue fácil. Luego de ganar el primer encuentro y caer en los dos siguientes, las Caribeñas derrotaron 3-2 (25-14/25-17/23-25/17-25/16-14) a Cristo Rey para forzar la final del torneo de voleibol superior distrital al juego decisivo.

Caribeñas, que ganaron sin dificultades mayores, comenzaron a desplomarse en los siguientes dos sets, pero en el quinto, cuando aparentemente tenían el período dominado, entonces otra vez se cayeron. Así el set se empató 14-14, luego de estar ganando 14-11.

Finalmente un saque de Annerys Valdez, una pobre recepción de Cristo Rey llevó la pelota al área de Caribeñas, donde Camil Domínguez aprovechó para rematar y Gaila González se vio imposibilitada de mantener la bola viva y el set cerró 16-14 para terminar el partido. La acción encontró movida hacia adelante a Brenda Castillo, lucida como de costumbre, en todo el juego.

Será el domingo cuando se defina cuál será el primer campeón de esta liga.

El dirigente Cristian Cruz, que vio su equipo ganar sin dificultad los dos primeros sets y luego vio que tuvo que ganar en un desesperado quinto set, encontró el suceso como algo normal.

“Ya estamos acostumbrados a eso”, expresó.

Con Brenda como chispa inspiradora, su equipo parecía llevarse el partido. “Cristo Rey es un equipo que hay que felicitar. Ha dado más de lo que la gente pensaba”, dijo Cruz.

Aun así, su equipo mostró otra determinación, muy diferente a sus encuentros anteriores. “Hoy salimos a jugar que era lo que hacía falta. Una entrega, un corazón”, admitió Cruz. “Tuvimos chance de ganar en el tercero, en el cuarto y en el quinto pudimos ganar abierto también”.

Es así, ellos dominaban el quinto período 14-11 y vino un resurgir de Cristo Rey, que acabó con la jugada de saque de Annerys.

Lisvel Eve Mejía encabezó el ataque de las Caribeñas con 25 puntos, Prisilla Rivera 21, Annerys Valdez 17, Vielka Peralta 10.

Las Caribeñas ganan con gran susto para forzar la final ante Cristo Rey a un decisivo quinto juego
Por Cristo Rey, Marianne Fersola 17, Marifranchy Rodríguez 12; Madeline Guillén 12 y Gaila González 11.

El primer set, las Caribeñas entraron en ritmo temprano y así comenzaron a definir el período, con un juego muy diferente a los dos anteriores. Ataque, saque, recepción y defensa fluyeron y así sin mayores compromisos ampliaron una ventaja que se tornó inalcanzable para Cristo Rey, que perdió 25-14 esta fase inicial.

En el segundo set, el ritmo se mantuvo invariable. El bloqueo seguía causando estragos y así dominaron el primer tiempo técnico 8-3.

A ese punto, el saque fue un problema para Cristo Rey, mientras las Caribeñas seguían con su ataque y forzaron a un tiempo al dirigente Wilson Sánchez cuando la pizarra se abrió a 11-3.

Aun así no se daban a vencer y de un 11-3, mejoraron a un 13-9, por lo que entonces fue el dirigente de Caribeñas, Cristian Cruz, quien solicitó tiempo, conocedor de que no tiene mañana solicitó tiempo para ordenar.

No hubo mejoría significativa, pues Cristo Rey se puso 14-12. La crecida duró poco, pues Caribeñas se reagrupó y, aunque con ligeras precariedades ganó 16-12 el segundo tiempo técnico, mejoró para sacar seis puntos de ventaja, después y finalmente se llevó 25-17 el segundo set.

Las Caribeñas ganan con gran susto para forzar la final ante Cristo Rey a un decisivo quinto juego
En el tercero, Cristo Rey comenzó 3-1, pero fue cuestión de tiempo para ajustar el marcador, aun así ganaron el primer tiempo técnico 8-7. Al retorno, el partido se fue punto a punto, pero al final Cristo Rey definió 16-14, luego sacó ventaja 20-17, pero al ver un regreso de sus rivales, Sánchez pidió tiempo con el partido 20-19. El juego ganó intensidad al igualarse 21-21.

En esa ruta hacia los 25 puntos, Cristo Rey controló mejor sobre la red con sus ataques, hasta que Marianne Fersola dominó por el centro con un ataque que le dio el set a su equipo 25-23.

El cuarto set comenzó una vez más disputado, las opciones de triunfo lucían sin determinación. Pasado los 20 puntos, se mantenía el pugilato. Annerys botó un ataque que permitió a Cristo Rey empatar a 22, luego de tener ventaja de dos puntos (22-20). Con e partido igualado a 23, Prisilla Rivera fue bloqueada y Cristo Rey se puso 24-23. Con el juego cerrado, Caribeñas no pudo quitar una pelota o cerrar el set y así Cristo Rey se despegó para ganarlo 27-25.

En el set decisivo ambos equipos se fueron punto a punto, Cristo Rey marcó el cambio técnico 8-7. Nadie cedía espacio en la pizarra, hasta que las Caribeñas se pusieron 14-11 y entonces llegaron los errores que dieron vida y posibilidad de triunfo a Cristo Rey, que finalmente falló en ese intento con el afortunado saque victorioso de Annerys.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *