Tras la Marcha del Millón, los “verdes” no se sienten en la lucha

Tras la Marcha del Millón, los “verdes” no se sienten en la lucha

El movimiento se ha mantenido nulo en actividades, en momentos en que florece un descontento social contra el Gobierno
SANTO DOMINGO, RD.-  Han pasado casi dos meses desde que el movimiento Marcha Verde realizó su última gran manifestación en contra del Gobierno, la cual fue un éxito en término de convocatoria. La llamó la “Marcha del Millón”, bajo el alegato que había un “millón de razones” para protestar contra las autoridades.

En la ocasión, al igual que en actividades similares, los manifestantes reclamaron el “fin de la impunidad y la corrupción” que denuncian en el Gobierno; también pedían la inclusión de más personas en el expediente Odebrecht, entres ellos al presidente Danilo Medina, al plantear que la Procuraduría General de la República no había profundizado las investigaciones, excluyendo sectores y personas claves.

Pero desde ese domingo 12 de agosto a la fecha, la Marcha Verde ha entrado en lo que podría definirse como un “enfriamiento” en su lucha contra las autoridades, lo que se da precisamente durante un tiempo en que se han materializado varias manifestaciones de descontento social contra el Gobierno. Ese descontento no ha sido aprovechado por el movimiento para seguir con su lucha y/o tratar de lograr más adeptos a su causa.

“Tenemos un millón de razones para seguir marchando, para persistir en la lucha por vencer el régimen de corrupción e impunidad que se ha impuesto en la República Dominicana”, dijo María Teresa Cabrera ese domingo 12 de agosto frente al Congreso Nacional, lugar donde concluyó la manifestación.

Las palabras de Cabrera, una de las principales activistas del movimiento, no dejaban dudas de que Marcha Verde continuaría sus acciones contra el Gobierno. Pero además, su proclama en la última marcha así lo planteó. El documento decía que mantendrían su lucha “hasta que los congresistas, funcionarios, expresidentes, empresarios y demás responsables de gestionar y beneficiarse de los contratos del Estado dominicano con la mafiosa multinacional Odebrecht y sus socios locales sean debidamente procesados y condenados”.

En estos dos meses se han producido protestas por los apagones, contra el alza de los combustibles (que han provocado un incremento en el costo del transporte). Además, ha habido manifestaciones en reclamo de una modificación de la Ley de Hidrocarburos. A excepción de la ejecución de uno que otro “conversao” y un par de charlas realizadas en el Cibao y en Nueva York, Estados Unidos, en este tiempo los actos de la Marcha Verde han sido prácticamente nulos. Sumado a este escenario, el principal reclamo del grupo en relación al caso Odebrecht sigue sin cumplirse.

Desde que salió, en enero de 2017, el movimiento tenía siempre en agenda la realización de actividades, entre ellas, manifestaciones multitudinarias regionales y otras de calentamiento en sectores populosos. Entre sus actos más destacadas está la firma del Libro Verde, que recolectó más de 300 mil firmas y fue entregado en el Palacio Nacional al gobierno a través del Consultor del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal. También realizó el recorrido de la Antorcha Verde en varias provincias del país; presentaciones artísticas, entre otras. Otro fuerte del movimiento siempre ha sido su presencia en las redes sociales, pero últimamente también ahí luce apagado. Son muy pocos los post que coloca en su cuenta de Twitter #MarchaVerdeOficial.

¿Qué dice Marcha Verde? 
Al ser consultada sobre el particular, María Teresa Cabrera, una de las principales activistas del movimiento, explicó que su ausencia de los escenarios se ha debido básicamente a que han estado reuniéndose para elaborar la estrategia a seguir en estos meses. Dijo que están elaborando un documento.

“Justamente el domingo pasado tuvo una reunión de su coordinación nacional. Después de la gran Marcha del Millón hubo una reunión de la coordinación nacional el dos de septiembre, en esa reunión se aprobó una litis y quedó convocada para el día 30 de septiembre, que fue el domingo pasado. Se reunió para discutir y aprobar después de un proceso de discusión de las asambleas locales y municipales, el documento, el contenido del programa para el fin de la corrupción y la impunidad que va a ser firmado por la ciudadanía y por organizaciones sociales de distintos ámbitos”.

Tomarán las calles otra vez

“No es exactamente un libro, eso se va a preparar, se está preparando ya el contenido del documento, la propuesta que se formulan ahí, que incluyen algunas transformaciones político-institucional que procuramos desmontar los mecanismos institucionales que hacen posible la corrupción y la impunidad”, contestó a la pregunta de si se trataba de otra especie del “Libro Verde” como el que ejecutaron en 2017.

“Aprobar un documento de Marcha Verde es todo un proceso, hay que hacer la discusión en la asamblea, las organizaciones que hacen parte, y finalmente la coordinación nacional, eso se hizo el domingo y estamos en el proceso para salir, para iniciar la primera frase, se está imprimiendo el documento que se aprobó y vamos a la calle y el martes se va a afinar los detalles de los lugares donde inicia este proceso”, dijo al justificar la ausencia del movimiento en estos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *