Tortitas de verduras

Tortitas de verduras

Estas tortitas son muy versátiles y se pueden hacer con una gran variedad de ingredientes, además se pueden consumir calientes o frías, todo depende de tu gusto y del tipo de evento para el que las preparas. Por ejemplo, si las vas a servir para el desayuno, convendría más hacerlo caliente, si es para una fiesta, frías estarán mejor.

Ingredientes

  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 3 huevos
  • 20 g de queso crema
  • 30 g de harina
  • Sal
  • Pimienta
  • Mantequilla
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva

Utensilios

  • Cuchillo para cortar
  • Sartén grande
  • Cortado de juliana (opcional)
  • Tabla para cortar.
  • Bol para mezclar
  • Cazo o cuchara sopera
  • Papel de cocina.

Preparación

  • Lava la verdura muy bien usando un poco de agua tibia, asegúrate de retirar todas las impurezas que puedan tener.
  • Corta el puerro en juliana.
  • Pon a derretir un poco de mantequilla a fuego medio y saltea el puerro que has cortado.
  • Mientras el puerro se pocha, puedes ir cortando en juliana la mitad del pimiento, el calabacín y la zanahoria.
  • Cuando el puerro esté listo, añade las verduras que acabas de cortar.
  • Salpimienta a tu gusto y agrega un poco de nuez moscada, solo la cantidad que tomes con tus dedos.
  • Saltea la verdura únicamente durante cuatro o cinco minutos, sin que se llegue a ablandar. Retira la verdura del fuego y reserva para después.
  • Tamiza la harina en un bol grande.
  • Añade los huevos y el queso crema y bate generosamente hasta que los ingredientes estén bien incorporados y no queden grumos.
  • Agrega la verdura y corrige la sal si fuese necesario.
  • En la sartén coloca tres cucharadas de aceite de oliva y deja que se caliente un poco, moviendo la sartén para que el aceite se extienda.
  • Adiciona con un cazo un poco de la mezcla y deja que se dore por ambos lados, en lugar de un cazo, puedes agregar tres cucharadas.
  • Cuando esté lista, retírala del fuego y deja que escurra el excedente de aceite sobre una servilleta de cocina.
  • Repite el procedimiento hasta terminar con toda la mezcla.
  • Para servir te sugerimos usar una salsa de tomate casera, si es que las vas a comer calientes. En caso de que las prefieras consumir frías, te recomendamos usar mayonesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *