4 remedios naturales que ayudan en el control del herpes labial

4 remedios naturales que ayudan en el control del herpes labial

El herpes oral es un problema de salud grave, ya que es sumamente contagioso. De hecho, una vez adquirido, es imposible eliminar el virus que la genera. No obstante, es posible ayudar a nuestro cuerpo en el control del herpes labial con algunos remedios naturales.

Qué es el herpes labial

También conocido como herpes oral, es una infección causada por el virus del herpes simple de tipo 1 (VHS-1). Esta enfermedad se transmite por contacto directo de persona a persona y por medio del uso de objetos contaminados, como vasos o cubiertos.

Generalmente, el herpes oral suele desarrollarse en tres etapas:

  • La primera se caracteriza por picor, quemazón, hormigueo y enrojecimiento de la piel de los labios o áreas cercanas a ellos.
  • En la segunda etapa aparecen úlceras o vesículas que contienen líquido en su interior.
  • Finalmente, en la tercera etapa dichas úlceras se secan y producen una costra de color amarillo. Al final, esta termina desprendiéndose en cuanto la piel se regenera.

Remedios para el control del herpes labial

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 cerca de 3700 millones de personas menores de 50 años ya tenían una infección por herpes.

Así pues, no es raro que en algún momento de nuestra vida lleguemos a contagiarnos. Conociendo ese panorama, a continuación te presentamos 4 remedios naturales que ayudan en el control del herpes labial.

1. Cubos de hielo

El virus del herpes necesita de un ambiente cálido y húmedo para reproducirse. Así que, por lógica, el hielo es el elemento perfecto en el control del herpes labial pues enfría la lesión y alivia el ardor en la zona.

  • En etapas tempranas, el uso de un cubito de hielo sobre la región afectada permite retardar el crecimiento de las úlceras.
  • Posteriormente, en la etapa intermedia, las bajas temperaturas ayudan a diminuir el tamaño de las lesiones, evitando así la diseminación de la herida.

¿Cómo puedes utilizar el hielo para el control del herpes labial? Necesitas elaborar un buen número de cubos de hielo, pues se debe frotar el área de 5 a 10 minutos y repetir el procedimiento cada hora.

Aunque este no es un remedio curativo, el hielo sí estimula la pronta recuperación de la piel. Además, es un truco muy fácil y económico.

2. Pasta de ajo

Las propiedades de este alimento son simplemente espectaculares. El ajo es un potente antibiótico, antiinflamatorio, antifúngico, antiséptico y antiviral debido a la riqueza de sus componentes.

Justo por estas propiedades, el ajo ayuda a curar las infecciones de manera eficaz y rápida. No obstante, no es un remedio muy popular debido a su intenso olor, pero vale la pena intentarlo. Ahora bien, ¿cómo puedes utilizar el ajo si padeces herpes labial?

  • Para comenzar, necesitas triturar uno o dos dientes de ajo y colocar la pasta sobre el herpes oral hasta que quede totalmente cubierto. De preferencia, deja reposar el remedio durante toda la noche para una pronta recuperación. Al inicio arderá un poco, pero la sensación disminuirá, junto con el herpes labial.

Sin embargo, si te es difícil soportar durante tanto tiempo, entonces deja actuar la pasta durante, al menos, 10 minutos sobre la úlcera. Una vez que haya pasado este tiempo puedes retirar y enjuagar el área con agua tibia.

3. Agua con sal

Sal gruesa

Otro de los remedios efectivos para el control del herpes labial es la sal. Esto se debe a sus propiedades antisépticas, ya que su uso contribuye a la curación de heridas pequeñas.

No obstante, es necesario tener cuidado en su aplicación: la sal tiene un efecto abrasivo y astringente. Por ello, si deseas utilizar la sal como remedio te recomendamos diluir una o dos cucharadas de sal en un poco de agua (una cucharada).

Con la ayuda de un hisopo puedes aplicar la solución sobre la úlcera y dejarla reposar durante unos minutos. Después se recomienda aplicar un poco de aloe vera para calmar la piel de la zona.

4. Aceite de lavanda

El aceite de lavanda ayuda en el control del herpes labial; tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antivirales. Por esta razón se utiliza para tratar diversos trastornos de la piel, así como para favorecer la cicatrización de heridas.

Para emplear el aceite de lavanda solo necesitas aplicar una o dos gotas en el área, según el tamaño de la úlcera y esperar al menos 10 minutos para sentir el efecto. También puedes utilizar un hisopo o una bola pequeña de algodón.

Se recomienda realizar de antemano una prueba en cualquier otra parte del cuerpo. De esta manera se podrá descartar una reacción alérgica en la piel y evitarás complicaciones.

Conclusiones

El herpes labial desaparece por sí solo después de un par de semanas del brote. No obstante, la lesión puede reproducirse más adelante. Por ello es necesario evitar situaciones de estrés y manejar la fiebre. También es importante evitar la exposición prolongada al sol, ya que activa el virus.

Por otra parte, aunque estos remedios suelen ser eficaces, en ocasiones pueden provocar efectos secundarios y perjudicar el estado de la lesión. Por este motivo te recomendamos acudir a los servicios médicos. Esto servirá para determinar el tratamiento o medicamento más apropiado según el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *