Preparaciones caseras para controlar el colesterol alto

Preparaciones caseras para controlar el colesterol alto

El colesterol es un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Aunque el cuerpo produce todo el colesterol que necesita, también es posible obtenerlo a través de los alimentos que se consumen. Algunos factores como la genética, la edad o los niveles de actividad pueden afectar al riesgo de desarrollar colesterol alto, lo cual es perjudicial para la salud.

Ciertamente, unos buenos niveles de colesterol son esenciales para la vida. Es parte integral del proceso del cuerpo de usar grasas en nuestra dieta, que son vitales para la fabricación de células corporales, sales biliares, hormonas y vitamina D.

Sin embargo, el colesterol alto es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Si tienes el colesterol alto, lo ideal es que el médico te recomiende algunos medicamentos o cambios en el estilo de vida.

Entre otras cosas, debes saber que casi todas las frutas y verdurasayudan a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL), ya que contienen fiebre soluble, que absorbe el colesterol de la dieta.

5 preparaciones caseras para controlar el colesterol alto

Si quieres ponerle remedio al colesterol alto, debes saber que es posible gracias a algunas preparaciones caseras para controlarlo. Toma nota, ya que estamos convencidos que te ayudarán a conseguir tu objetivo de llevar una vida más saludable.

1. Aceite de coco

En primer lugar, te presentamos el aceite de coco como un ingrediente esencial para controlar el colesterol alto. Y es que el aceite de coco es conocido por aumentar los niveles de colesterol bueno (HDL) en la sangre. Esto, a tu vez, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y también te protege de las enfermedades del corazón al ayudarte a mantener el peso bajo control.

  • Si deseas aprovechar sus increíbles beneficios, debes saber que solamente necesitas agregar el aceite de coco a tus platos y ensaladas favoritas en cantidades moderadas.
  • Incluso puedes reemplazar tu aceite de cocina por aceite de coco. De manera alternativa, puedes consumir una cucharada de aceite de coco todas las mañanas.

2. Jugo de pomelo

Seguidamente, te recomendamos tomar jugo de pomelo recién exprimido de 1 a 2 veces al día, preferiblemente después de cada comida. Ten en cuenta que el jugo de pomelo es una fuente rica en proteínas y de nutrientes que tiene beneficios sorprendentes para la salud.

Asimismo, el pomelo proporciona a tu cuerpo vitamina C, fibra y minerales como magnesio y potasio. Ten en cuenta que el fuerte potencial antioxidante de los pomelos, junto con su excelente composición de nutrientes, lo convierten en una opción ideal para controlar el colesterol alto.

“La mejor y más eficiente farmacia está dentro de tu propio sistema”

–Robert C. Peale–

3. Vinagre de sidra de manzana

En tercer lugar, te presentamos el vinagre de sidra de manzana. Debes saber que el vinagre de sidra de manzana contiene ácido acético y pectina. Así, mientras que el ácido acético ayuda a perder el peso corporal no deseado asociado con el colesterol alto, el colesterol malo (LDL) se adhiere a la pectina del vinagre de sidra de manzana y se elimina del cuerpo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Miel (al gusto)

Preparación

  • Agregar una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua tibia y mezclar bien.
  • Si lo deseas, añade un poco de miel a la mezcla, combina bien y consume.
  • Te recomendamos beber esta solución una vez al día o en días alternos para aprovecharte de sus excelentes beneficios.

4. Jugo de limón

El jugo de limón es una fuente rica de vitamina C y antioxidantes. Esto lo convierte en un remedio eficaz para reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y promover la pérdida de peso.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • Miel (al gusto)

Preparación

  • Agrega el jugo de medio limón a un vaso de agua tibia, mezcla bien y añade un poco de miel.
  • Te recomendamos tratar de consumir el jugo de inmediato. Lo ideal es tomar un vaso una vez al día, preferiblemente cada mañana, con el estómago vacío.

Lee este artículo: 5 aportes del jugo de limón para nuestra salud

5. Té verde

Por último, debes saber que el té verde es una fuente rica de polifenoles. Estos compuestos proporcionan inmensos beneficios para la salud del cuerpo humano. De hecho, el té verde tiene la mayor concentración de polifenoles asociados no solo a la reducción del colesterol.

Ingredientes

  • 1 cucharada de té verde (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (al gusto)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando hierva, baja el fuego y añade el té verde. Deja que infusione a fuego lento durante 5 minutos y retira del fuego.
  • Cuando el té se enfríe un poco, puedes agregar algo de miel. Te recomendamos tomarlo mientras esté tibio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *