Maracuyá: origen, tipos y características

Maracuyá: origen, tipos y características

La maracuyá es una fruta tropical con muchos nombres. Mira cómo puedes consumirla, sus características y sus beneficios para la salud.
Maracuyá: origen, tipos y características

El maracuyá o fruta de la pasión proviene de una planta trepadora con nombre científico Passiflora edulis flavicarpa. El género cuenta con unas 400 especies. Pertenece a la misma familia que la curuba (P. mollisina), la granadilla dulce (P. ligularis) y la badea (P. quandrangularis).

Otros nombres populares con los que se conoce son los de chinola, parcha, parchita, pasionaria, curubo, tumbo y taxo, entre otros. Es una fruta tropical originaria del Amazonas y es apetecida por su sabor agridulce. Su uso gastronómico es amplio, ya que se pueden preparar jaleas, mermeladas, jugos, postres, licores, refrescos e infusiones.

El jugo de la maracuyá representa entre el 30 % y 40 % de toda la fruta y su valor nutricional destaca en vitamina C, A y fibra soluble. ¿Quieres enterarte de otras de sus propiedades?

Origen de la maracuyá

La fruta de la pasión es originaria de Brasil y era utilizada por los aztecas para elaborar refrescantes bebidas. Los misioneros españoles la llevaron a Europa en el siglo XVI y al observar en su flor las marcas de la pasión de Cristo la llamaron Passiflora.

Son muchas las variedades que se conocen y cada una es típica de cada país. Por ejemplo, la granadilla dulce se esparce por toda América del Sur, en Kenia y Hawái. La cholupa en América del Sur y la curuba es propia de Colombia. En Tailandia, Malasia e Indonesia cultivan la baldea.

La maracuyá representa una enorme riqueza a nivel económico como nutricional. La belleza de su flor es la razón para que se use como planta ornamental en Europa. Sin embargo, en América se consume el fruto.

Características de la maracuyá

Las plantas de maracuyá son trepadoras y perennes. Sus frutos varían en tamaño y color de acuerdo a la especie, desde el amarillo al marrón púrpura o violeta.

Son bayas redondas u ovaladas, en cuyo interior se encuentran las semillas. Su sabor se asemeja al de la guayaba y se describe como agridulce. Dentro de su cáscara dura y lisa se encuentra la pulpa, encerrada en un saco membranoso, gelatinoso, transparente, jugoso y agridulce.

La maracuyá tiene un importante mercado como fruta fresca. Según algunos investigadores, puede usarse en la producción de jugos, néctares, concentrados, jarabes y mermeladas. La cáscara posee un alto contenido de fibra y las semillas poseen proteína y grasa. Por esa razón, también se puede utilizar como materia prima en alimentación animal.

Este grupo de expertos considera que el 86 % de agua que contiene y la baja concentración de sodio la convierten en un excelente diurético. Aporta 12 % de carbohidratos del tipo sencillos, como la glucosa, la fructosa y la sacarosa.

El contenido de vitamina C es de 20 miligramos por cada 100 gramos de parte comestible; es decir, una tercera parte del valor recomendado. Dentro de los múltiples beneficios de la vitamina C, Castillo-Velarde destaca su capacidad antioxidante para prevenir ciertas patologías crónicas.

La maracuyá con pulpa amarilla contiene betacarotenos precursores de vitamina A. La Guía Técnica del Cultivo de Maracuyá señala un aporte de 680 miligramos de vitamina A activa. Esta vitamina es fundamental para la salud visual y la reproducción.

Jugo de maracuyá.
El uso gastronómico de la maracuyá es variado y se pueden elaborar dulces o jugos.

Otros tipos de Passiflora

Dentro del nombre fruta de la pasión se incluyen diversas especies comestibles del género Passiflora. Solo se diferencian en el tipo de fruto, el tamaño, el color y el sabor.

Fruta de la pasión púrpura o granadilla

Es la Passiflora más común de Europa y su nombre científico es Passiflora edulis sims. Tiene una textura gelatinosa, refrescante, jugosa y es de sabor agridulce.

Es considerada por muchos como la mejor fruta de la pasión y es nativa de Sudamérica, desde el sur de Brasil hasta el norte de Argentina. El fruto se asemeja a un huevo redondeado con un diámetro de 4 a 8 centímetros.

Cuando está madura, la cáscara que es gruesa y dura se arruga. El color externo varía entre el violeta y el púrpura oscuro, mientras que la pulpa varía entre el verdoso o anaranjado.

Granadilla dulce

Es conocida como Passiflora ligularis. Presenta una forma oval y mide unos 11 centímetros, con uno de sus extremos acabado en punta. La piel es de color amarillenta o anaranjada y su pulpa es gris o pálida.

Se distribuye desde México Central hasta América Central y Sur. La Universidad Nacional de Colombia refiere que los principales sólidos de esta variedad son azúcares naturales disueltos en el jugo. La glucosa, la sacarosa y la fructosa representan el 75 % de todos los componentes.

Fruta de la pasión amarilla

La Passiflora edulis flavicarpa es conocida como fruta de la pasión amarilla. Es similar a la púrpura o granadilla, solo que el color de la piel es amarillo y son mucho más grandes. Puede alcanzar hasta 90 gramos de peso.

La revista Bioresource Technology la destaca por su importante aporte de fibra soluble, como la pectina. Esta fibra abunda en las paredes celulares y es usada como agente gelificante y estabilizador.

Maracuyá amarilla.
La forma amarilla de la maracuyá tiene abundante pectina.

Badea o granadilla real

Su nombre científico es Passiflora quadrangularis y es una de las variedades más grandes, ya que puede medir hasta 26 centímetros de longitud. La forma es alargada y la cáscara es gruesa, con varias protuberancias.

Un grupo de ingenieros en alimentos refiere que esta variedad de parchita es conocida también como tumbo gigante, parcha real o quijón. Su pulpa es ligeramente ácida en sabor y olor, por lo que representa el tipo óptimo para bebidas suaves y refrescantes. Sus hojas son usadas como sedante y tranquilizante.

Curuba o tumbo serrano

En el libro Passifloras comentan que, gracias a sus características organolépticas y nutraceúticas, la curuba es la que tiene mayor potencial comercial para exportar. Su nombre científico es Passiflora mollisima.

Se conoce en inglés como banana passion fruit, como tacos en Ecuador y parcha en Venezuela. Curuba es su nombre habitual en Bolicia. La fruta mide unos 10 centímetros es ovalada y alargada.

Maracuyá granadita de China

La granadita de China es una variedad específica de maracuyá conocida por la ciencia como Passiflora edulis. Es una trepadora que puede alcanzar hasta 10 metros de altura, con raíces poco profundas y flores blancas. Se conoce también como mburucuyá y crece silvestre en el bosque de Paraná en Brasil.

El fruto tiene forma esférica u ovalada y puede crecer hasta 10 centímetros de largo. Tiene un color amarillo o púrpura cuando madura y pesa entre 80 y 90 gramos.

Se utiliza como fruta para el consumo directo o se prepara como jugo, el que representa el 40 % de toda la fruta. Tiene color amarillo debido a la presencia de carotenoides.

Chulupa, cholupa o gulupa

La cholupa es la especie Passiflora malimorfis, cuya piel es de color verde amarillento o marrón caoba. La pulpa también es amarilla y contiene muchas semillas. Es originaria de Colombia y aún no esta bien caracterizada.

La Revista Colombiana de Ciencias Hortícolas publicó que el fruto se consume y utiliza en la industria de alimentos debido a su aporte de carbohidratos sencillos y vitamina C. También se usa para el rejuvenecimiento de la piel.

Prueba la maracuyá

Cualquier variedad de maracuyá despierta los sentidos con su peculiar aroma y sabor. Además, aportan una buena proporción de vitamina C, fibra y azúcares sencillos, que dan una combinación agridulce ideal para preparar néctares, jugos, salsas, jaleas o mermeladas.

Para aprovechar mejor su valor de vitamina C, debemos consumirla fresca o tomar sus jugos recién preparados. No te prives de probarla.

La entrada Maracuyá: origen, tipos y características se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *