Gobernador del BC ha sido clave contra las “amenazas de la calle”

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) es, de acuerdo con la ley que lo rige, la entidad responsable de regular el sistema bancario y monetario del país, algo que tomó muy en cuenta el presidente Luis Abinader, quien cumplirá el próximo 16 su primer año con el licenciado Héctor Valdez Albizu, como su gobernador.

Días previos a los afanes de compactar un equipo para el nuevo Gabinete, se dice que Abinader discutió mucho con sigo mismo y un puñadito de asesores, qué hacer con el importante puesto que ha ocupado Valdez Albizu durante los últimos años en los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina.

Al nuevo gobernante se le ofrecieron algunos nombres que en los primeros decretos hace un año aparecieron en ministerios ligados a los departamentos de Hacienda, Economía, la administración del Banco de Reservas, la Superintendencia de Bancos y otros con más o menos parecido relieve, dada la bolsa de aspirantes.

Valdez Albizu, cuyo nombramiento por dos años debía terminar el 16 de agosto tras cumplir cuatro años por prórroga, fue llamado por Abinader para recibir informes de cómo andaba la situación económica del país que recibiría. Sus conversaciones con Valdez Albizu lo convencieron cada vez más de que debía confirmarlo.

Para la fecha, no había inquietud en el Banco Central como ocurrió cuatro años antes cuando se rumoró que Valdez Albizu pondría término a su larga permanencia en el puesto, lo que alentó a muchos de los viejos funcionarios y empleados a seguir los pasos del gobernador que algunos veían “saliente”.

La mejor decisión
Hace días un amigo me dijo que Abinader le había confiado que tomó la mejor decisión. Se dice que el gobernador ha sido durante el último año de pandemia un auxilio permanente no solamente para el mejor conocimiento del presidente del manejo económico, sino para enfrentar algunas amenazas de la calle.

El ex presidente Hipólito Mejía (2000-2004) confrontó el dilema pero sus más cercanos colaboradores le aconsejaron dar un golpe de timón en el Banco Central. Parece que el movimiento fue muy brusco. Dos gobernadores con alguna experiencia, no impidieron una grave crisis bancaria de quiebra que todavía pesa.

Para que fuera reconfirmado hace un año, Valdez Albizu requirió prácticamente el apoyo pleno de los sectores empresariales y banqueros que no deseaban enfrentarse a la falta de experiencia y que confiaban en una mano diestra que se ha distinguido por su distancia de la politiquería y la persecución de negocios.

A Valdez Albizu lo vieron en los tiempos recientes de la carrera de la Reserva Federal de Estados Unidos, como la versión Alan Greenspan de ese país. Greenspan, un oriundo de Washington Heights, el barrio dominicano de Nueva York, era el presidente inamovible de la Reserva, que los presidentes respetaban.

Economista reservado y fino, presidió la Reserva entre 1987 y 2006, nominado al puesto por los presidentes Ronald Reagan, George H. W. Bush, Bill Clinton y George W. Bush. Aunque republicano, el presidente Clinton (demócrata) no tuvo ningún pero para ratificarlo y llegaron a ser buenos amigos alrededor de su esposa la periodista Andrea Mitchel.

Semblanza de Valdez
La semblanza de Valdez Albizu da para escribir un libro de realizaciones desde La Normal Juan Pablo Duarte, adonde comenzó los estudios secundarios en 1960, hasta su larga carrera en la gobernación del BCRD, la administración del Banco de Reservas y las nominaciones de los gobiernos de Balaguer, Fernández, Medina y Abinader.

En sus años de gobernador, Valdez Albizu ha cubierto todo el quehacer de la información bancentraliana. Siempre lo ha hecho, pero por la pandemia y la angustia que ella ha representado para el país, el año a punto de cumplir ha estado lleno de discursos, artículos, informaciones y observaciones puntuales al público.

Se diría que nada ha quedado al descubierto u olvido, y más bien el tiempo se le ha prodigado. En ese nada están los trabajos de los asesores, del Departamento Cultural y su publicación de obras al cuidado de uno de los intelectuales más finos del país, el escritor José Alcántara Almánzar y el buen mantenimiento de los espacios físicos.Una de las propuestas de la Gobernación fue apoyar al gobierno de Abinader con recursos cuantiosos para las pequeñas y medianas empresas que fueron muy afectadas por la pandemia. En el año que discurre esas empresas tuvieron la oferta de hasta 100 mil millones de pesos para recapitalización y auxilios a tasas flexibles.

El mercado de divisas, que tuvo un momento alcista recibió inyecciones de hasta 700 millones de dólares que fortalecieron la prima. Valdez Albizu ha puesto empeño en la mejoría del turismo. El pasado martes se divulgó que el país había recibido 2,470,282 turistas entre enero a julio de 2021.

Valdez Albizu ha trabajado mancomunado con el Ministerio de Turismo, el de Industria y Comercio, el Banco de Reservas y otros. En su informe sobre el indicador mensual de 2021, se indica que la construcción, manufactura local, zonas francas, construcción y comercio, todas vinculadas a Industria y Comercio, aparecen como de los renglones más destacados.

El gobernador ha tenido que parar en seco a agitadores de la calle como el caso del diputado Pedro Botello, cuya campaña en pro del 30% anticipado de los fondos de pensiones a los trabajadores, recibió una reprimenda. El BC se opuso a la propuesta porque “traería consecuencias negativas y perversas” y afectaría la estabilidad y el crecimiento económico.

La entrada Gobernador del BC ha sido clave contra las “amenazas de la calle” se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *