Gobierno de Alemania aboga por endurecer medidas ante preocupante alza de casos de covid-19

Gobierno de Alemania aboga por endurecer medidas ante preocupante alza de casos de covid-19

El Gobierno alemán en funciones se mostró este viernes partidario de endurecer medidas en Alemania ante el rápido aumento de contagios con máximos absolutos casi diarios, mientras el Instituto Robert Koch (RKI) de virología abogó por reducir los contactos al mínimo.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente del RKI, Lothar Wieler, para evaluar la situación en el país, el ministro de Salud en funciones, Jens Spahn, consideró necesario no descartar parones parciales de la vida pública.

Al ser consultado al respecto, afirmó que «al menos como opción, a nivel regional» debería seguir siendo posible «abordar medidas más amplias» tras analizar y sopesar siempre su proporcionalidad.

Subrayó asimismo la importancia de que los estados federados sigan contando con la posibilidad legal de aplicar el actual catálogo de medidas existente -ligado a la llamada «situación epidémica de alcance nacional», que expira el próximo día 24-, «para reaccionar de forma flexible» a sus respectivas situaciones.

Spahn calificó de «seria» la situación en el país, donde hoy se registró un nuevo máximo con una incidencia acumulada en siete días de 263,7 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, «con cifras elevadas y una tasa de infección baja».

«Debemos romper esta dinámica o de lo contrario nos espera un diciembre muy amargo», advirtió.

Las vacunas hacen «la decisiva diferencia», reiteró, pero ya no hay tiempo suficiente, por lo que una medida que entrará en vigor mañana, anunció, es la reintroducción de test gratuitos para toda la población, que dejaron de serlo, salvo excepciones, el pasado 11 de octubre.

Medidas adicionales ante una tasa de vacunación insuficiente
La grave situación requiere medidas adicionales como test obligatorios para empleados y visitantes en residencias, el cumplimiento de la regla de las 3G -por Geimpft, Genesen o Getestet, en alemán (vacunado, sanado o sometido a un test, con resultado negativo) y restricciones para eventos, agregó.

En este sentido, subrayó la necesidad de aplicar la regla de las 2G+ en eventos públicos, es decir, limitar el acceso sólo a personas vacunadas o sanadas, con presentación adicional y obligatoria de un test negativo.

El presidente del RKI fue más allá al afirmar que «en términos generales habría que considerar grandes eventos de forma crítica» y agregó que «lo mejor sería cancelar» determinadas grandes citas.

Wieler advirtió que «ya se va tarde», que la situación seguirá agudizándose en toda Alemania y que esta evolución no podrá pararse sin medidas adicionales.

«Tenemos por delante duras semanas y meses y debemos ahora evitar contagios», advirtió.

Instó a la población a «cambiar su comportamiento», cumplir las normas de higiene y distanciamiento, usar mascarilla, vacunarse, evitar aglomeraciones de personas y reducir los contactos al mínimo.

Para ejemplificar la gravedad de la situación, Wieler señaló que de los más de 50.000 nuevos contagios verificados ayer, la cifra máxima de contagios diarios desde que comenzó la pandemia, tres mil personas acabarán en el hospital, unas 350 en la UCI y al menos 200 morirán.

«Ese es el balance de un día con 50.000 casos», dijo.

Por otra parte, tanto Wieler como Spahn subrayaron que la ocupación de las ucis no puede ser una medida de referencia por la que guiarse, pues el objetivo es evitar que las unidades de críticos se llenen.

Ambos insistieron de nuevo en la importancia de vacunarse contra el covid-19 y de recibir una dosis de refuerzo seis meses después de haber completado la pauta completa, ya que con el tiempo la inmunidad se reduce.

Wieler precisó que los nuevos estudios indican que la efectividad de la vacuna, algo menor debido a la variante Delta, es del 60% en lo que respecta a la protección contra contagios, mientras protege en un 90% de una hospitalización y un 94% de la muerte.

Spahn precisó que actualmente el 10% de los mayores de 60 años ya han recibido una dosis de refuerzo.

En tanto, la tasa de vacunación sigue prácticamente estancada, con un 70% de la población vacunada hasta el miércoles, el 67,4 % con la pauta completa.

El presidente del RKI advirtió que este 70% es insuficiente y que por lo tanto sólo con aplicar ahora la dosis de refuerzo no se puede llegar a una inmunidad comunitaria, aunque a nivel personal sí aumenta la inmunidad y reduce la carga vírica en caso de contagio.

Agregó que el coronavirus no se logrará erradicar, pero que con una tasa de vacunación de al menos el 90% se puede acabar con la pandemia y convertir el virus en endémico.

La entrada Gobierno de Alemania aboga por endurecer medidas ante preocupante alza de casos de covid-19 se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *