Las implicancias para China del histórico acuerdo climático alcanzado con EE.UU.

Las implicancias para China del histórico acuerdo climático alcanzado con EE.UU.

Fue la sorpresa de la recta final de la COP26. Chinos y estadounidenses anunciaron un acuerdo que confirma su cooperación frente al cambio climático, pese a sus divergencias políticas.

En esa línea, ¿qué significa este acuerdo para Beijing y cómo estos compromisos adoptados en los últimos días de la conferencia mundial de la ONU sobre el clima en Glasgow (Reino Unido) deben interpretarse?

China es, en términos absolutos, el país que emite más gases con efecto invernadero, responsables del calentamiento del planeta, pero el gigante asiático no tiene el récord mundial de emisiones por habitante.

El año pasado, China se comprometió a alcanzar su peak de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2030 y de llegar en 2060 a la «neutralidad carbono», es decir a producir y a absorber por igual.

También prevé reducir de aquí a 2030 su intensidad carbono (las emisiones de CO2 vinculadas al PIB) en más del 65% con respecto a 2005.

No obstante, el país asiático tiene que detallar aún cómo prevé lograr estos objetivos. Entre los miedos de militantes ecologistas está que el peak de 2030 sea demasiado elevado.

China cerró en estos años numerosas centrales eléctricas de carbón (muy contaminantes). Su presidente, Xi Jinping, se comprometió a que su país tampoco financie otras en el extranjero. Pero se siguen construyendo en el país ya que no hay fuentes alternativas por el momento.

¿En qué están de acuerdo EE.UU. y China?
La principal promesa es la puesta en marcha de un grupo de trabajo bilateral consagrado a la lucha contra el cambio climático. Un encuentro debe celebrarse en el primer trimestre de 2022.

China y Estados Unidos, principales emisores de gases con efecto invernadero, afirman en este acuerdo que «reconocen la gravedad y la urgencia de la crisis climática», en particular en esta «década crítica».

Este pacto bilateral no tiene muchos objetivos concretos y su principal valor es sin duda político.

Para Li Shuo, responsable de Greenpeace China, el acuerdo muestra la «voluntad política de separar un poco la cuestión climática» de los temas que provocan tensión entre chinos y estadounidenses.

«Esto permite evitar la desvinculación de China y Estados Unidos en materia climática», dijo a la AFP.

Los avances en la cuestión del metano
Hace unos días, un centenar de países se comprometió en Glasgow a reducir al menos en un 30% sus emisiones de metano de aquí a 2030, pero China no forma parte de este grupo.

«El metano es uno de los gases que podemos reducir más rápidamente», subrayó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Esto «disminuiría inmediatamente el calentamiento», agregó.

El acuerdo entre los dos países incluye un punto sobre el metano, el segundo gas con efecto invernadero presente en la atmósfera, después del CO2.

Los dos países van a conversar sobre cómo mejorar las emisiones de metano por parte de la industria, la agricultura o los desechos, para poder reducirlas.

China prevé un plan de acción para reducir y controlar de manera significativa las emisiones de metano, pero según los expertos carece de experiencia sobre el origen y la amplitud de las emisiones de este gas en su territorio.

El tema de los plazos
Estados Unidos intentó convencer a China de avanzar el peak de emisiones a antes de 2030, pero fue en vano.

Los chinos no quisieron dar la impresión de ceder ante el gran rival estadounidense y, además, debido a los problemas en el suministro eléctrico, China tuvo que incrementar su producción de carbón en estos meses.

El acuerdo entre los dos países prevé que ambas partes puedan revisar sus estrategias a largo plazo y que continúen el diálogo en cuestiones climáticas.

Shiran Victoria Shen, experta en política medioambiental en la universidad de Stanford, en Estados Unidos, subrayó, optimista, que China tiende a «prometer menos pero a hacer más de lo acordado en sus compromisos internacionales».

Esto hace esperar que «una promesa poco ambiciosa se vea acompañada finalmente por cambios necesarios», confió.

La entrada Las implicancias para China del histórico acuerdo climático alcanzado con EE.UU. se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *