El desafío del liderazgo en la iglesia católica

El desafío del liderazgo en la iglesia católica

SANTO DOMINGO,RD.– Las declaraciones del obispo Víctor Masalles sobre el supuesto vacío de liderazgo que afecta a la iglesia católica dominicana, dejan entrever que con el retiro del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez como arzobispo de Santo Domingo, probablemente se cerró el largo ciclo de las figuras eclesiales hegemónicas que, durante más de un siglo, tuvieron una destacada influencia social y política.

  • Monseñor Fabio Mamerto Rivas.
  • Monseñor Antonio Camilo.

López Rodríguez cesó en sus funciones en 2016 por razones de edad, pero durante los 35 años que estuvo al frente del Arzobispado de Santo Domingo se erigió prácticamente como la figura más importante de la Iglesia, por lo menos mediáticamente.

Sus pronunciamientos públicos eran ajenos a la mansedumbre. Su influencia mediática y política creció a tal magnitud que sus declaraciones estremecían a los estamentos de poder con los cuales nunca tuvo malas relaciones
En períodos de crisis sociopolíticas ejercía un rol protagónico a solicitud de las partes en conflicto.

Y en temas cruciales para la Iglesia, como el aborto y las relaciones entre personas del mismo sexo, siempre mantuvo una posición frontal, de extrema dureza.

Se recuerda que en 2015, cuando el entonces embajador de Estados Unidos, James W. Brewster, cuestionó los altos niveles de corrupción del país, su reacción no se hizo esperar: “A ese señor (James Brewster) que se meta en su embajada y como esposa que es de un señor, que se ocupe de la casa, eso es lo que tiene que hacer él”.

  • Monseñor Agripino Núñez Collado.
  • El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez.

López Rodríguez, de 84 años, ha padecido varias complicaciones de salud en los últimos años. Desde su retiro no ha hecho vida pública y se mantiene recluido en su residencia.

Agripino el mediador
Monseñor Agripino Núñez Collado también fue otra figura hegemónica de la Iglesia católica. Desde su perspectiva conciliadora se convirtió en el gran mediador en los conflictos sociales, económicos y políticos que impactaron al país en no menos de 40 años.

El sacerdote, que fue rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) durante 44 años, tuvo un rol protagónico en el Diálogo Tripartito, en 1985, que permitió la modificación del Código de Trabajo.

Liderazgo regional
Mamerto Rivas y Antonio Camilo

Contestatarios
Monseñor Fabio Mamerto Rivas, quien fue obispo de Barahona, se caracterizó por sus críticas a los gobiernos de turno que no cumplían con las promesas que le hacían a la población, y por la corrupción. Tambén advertía sobre la peligrosidad del auge del narcotráfico y la complicidad con sectores llamados a combatirlo. Rivas murió el 11 de agosto de 2018.

Por los pobres
Monseñor Antonio Camilo, quien fue obispo de La Vega de 1992 hasta 2015, se caracterizó por su defensa hacia los más pobres. “Yo he gozado mucho mi sacerdocio, no he disfrutado nunca de dinero, bienestar, ni nombre…sino el servir a los demás”. Camilo está en retiro, y reside en la Casa de los Obispos del Santo Cerro, La Vega.

También jugó un rol importante en el Pacto de Solidaridad Económica de 1990; en el Acuerdo por una Campaña Electoral en un Clima de de Paz, en 1993; en el Pacto de Civilidad y el Pacto por la Democracia, en 1994. Esos pactos permitieron la solución a una crisis de gobernabilidad producto de un fraude electoral que benefició al entonces presidente Joaquín Balaguer.

La entrada El desafío del liderazgo en la iglesia católica se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *