Global y solidario: un plan humanitario busca ayudar a las comunidades vulnerables de Latinoamérica

Global y solidario: un plan humanitario busca ayudar a las comunidades vulnerables de Latinoamérica

Unicef Argentina brindará alimentación saludable a las comunidades más afectadas de Argentina, así como también elementos de higiene personal para enfrentar la crisis de COVID-19. Cuál es el aporte regional.

Cuando dos potencias se unen, cada una aportando desde su lado, nada puede salir mal. Google y Unicef trabajan por los que menos tienen. Y lo hacen gracias a un aporte del gigante de la informática: Google anunció un aporte de USD 33 millones para Latinoamérica, de los cuales USD 17 millones están destinados a Hispanoamérica, incluyendo: USD 1.5 millones en donaciones de Google.org a UNICEF para contribuir con los esfuerzos humanitarios en Argentina, Chile, Colombia, México y Perú.

Por otro lado USD 500.000 que están siendo distribuidos entre otras organizaciones sin fines de lucro para ayudar a comunidades necesitadas y USD 15 millones adicionales en Ad Grants para las autoridades de salud locales y organizaciones sin ánimo de lucro, con el fin de que éstas compartan información verificada y útil respecto a vacunas y a cuidados personales.

Argentina recibirá USD 280.000 para brindar alimentación saludable a las comunidades más afectadas del país, brindar elementos de higiene personal para prevenir el contagio del virus y generar conciencia sobre mecanismos de prevención.

El programa acerca alimentos nutritivos y variados a 40 comedores en 18 provincias en Argentina e impacta a más de cuatro mil familias y 10 mil niñas, niños y adolescentes. Además se entregaron artículos de higiene, se promovió la construcción de estaciones de lavado de manos en comedores comunitarios y se trabajó en fortalecer capacidades de las familias de los barrios y fomentar actividades de recreación y aprendizaje.

El programa acerca alimentos nutritivos y variados a 40 comedores en 18 provincias en Argentina e impacta a más de cuatro mil familias y 10 mil niñas, niños y adolescentesEl programa acerca alimentos nutritivos y variados a 40 comedores en 18 provincias en Argentina e impacta a más de cuatro mil familias y 10 mil niñas, niños y adolescentes

“Una de las características más valiosas que tiene la tecnología es la posibilidad de generar igualdad de oportunidades para todas las personas. En cualquier parte del mundo y en cualquier momento. En Google somos conscientes de que contamos con herramientas y servicios que permiten contribuir al fortalecimiento económico y social en las comunidades en las que estamos presente. Por eso, como parte de nuestro trabajo en Argentina, buscamos crear entornos y programas para ayudar a las comunidades vulnerables o con limitaciones socioeconómicas a perseguir sus sueños y ofrecer herramientas que ayuden a crecer en el trabajo o en su vida personal. Todo esto es posible gracias al trabajo colaborativo junto al sector público, otras empresas y organizaciones sin fines de lucro”, explicó a Infobae Eleonora Rabinovich, Gerente Senior de Políticas Públicas y Asuntos Gubernamentales de Google Cono Sur.

Rabinovich sostuvo cada vez más se necesita acompañar a las personas en este contexto desafiante, sobre todo luego de la pandemia de COVID-19. “Desde que comenzó la pandemia, reforzamos nuestras iniciativas de apoyo no sólo brindando financiación a organizaciones locales como Unicef Argentina o Incluyeme.com, sino también haciendo gran hincapié en la importancia del aprendizaje a través de programas de capacitaciones en alfabetización digital con Fundación Tzedaká o desde el Centro de Géneros en Tecnologías que lideran la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura y ARSAT.

Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión social y Monitoreo de UNICEF, sostuvo a Infobae: “Las niñas, niños y adolescentes se ven afectados por elevados niveles vulnerabilidad: el 54,6% de ellos habitan hogares en situación de pobreza. Son 7,2 millones de niñas y niños, de los cuales 2,2 millones (el 16,9% del total) viven en pobreza extrema, con recursos insuficientes para acceder a la canasta alimentaria. La pandemia del COVID-19 exacerbó las desigualdades y en particular la inseguridad alimentaria. La situación de pobreza es más profunda en los barrios populares y asentamientos respecto de otros lugares. Cada vez más familias se acercan a comedores comunitarios y merenderos. Adicionalmente, el contexto económico y la inflación disminuyen el poder adquisitivo real de las familias y la capacidad de compra de alimentos para la producción de viandas e insumos de la canasta básica en las asambleas y espacios alimentarios en los barrios populares del país. Por esta razón, desde hace casi dos años UNICEF trabaja, junto con organizaciones sociales, para reforzar la oferta alimentaria de las familias con niñas y niños, por medio de la provisión de alimentos nutritivos, variados y frescos a comedores y merenderos”.

Argentina recibirá USD 280.000 para brindar alimentación saludable a las comunidades más afectadas del país, brindar elementos de higiene personal para prevenir el contagio del virus y generar conciencia sobre mecanismos de prevenciónArgentina recibirá USD 280.000 para brindar alimentación saludable a las comunidades más afectadas del país, brindar elementos de higiene personal para prevenir el contagio del virus y generar conciencia sobre mecanismos de prevención

Con respecto al programa que acerca alimentos nutritivos y variados a 40 comedores en 18 provincias en Argentina, Waisgrais indicó que el elemento importante de la estrategia “incluyo la puesta en marcha de un mecanismo de participación de los destinatarios de las comunidades para relevar sus sugerencias y necesidades y evaluar la pertinencia del programa”.

Y siguió: “La retroalimentación que nos dan es considerada para hacer ajustes al programa durante su implementación, con acciones como reactivar la campaña de prevención del dengue, adecuar los menús a la temporada según costumbres locales, facilitar talleres sobre discapacidad, crianza e igualdad de género. Asimismo, el equipo de UNICEF realiza visitas regulares para conocer de primera mano el funcionamiento del programa y hacer visible su presencia y apoyo en los barrios que apoya. Si bien las demandas son muy elevadas, sabemos que la contribución de UNICEF mejora la calidad y variedad de todos los alimentos entregados y preparados en los comedores, al ampliar las posibilidades de sumar carne, frutas y verduras en los menús y dietas. Además, hemos ayudado a cubrir el incremento de familias que asisten a los comedores a lo largo del año”.

El camino indicado

«La colaboración es la clave para generar un impacto positivo y hacer frente a los principales desafíos que enfrentan nuestras comunidades», explicaron desde Google

Desde Google están convencidos que es necesario redoblar esfuerzos en la región para seguir llevando ayuda a quienes más la necesitan. “En Argentina, anunciamos en mayo este programa de apoyo con Unicef con tres grandes objetivos: garantizar el derecho a la alimentación en comunidades más vulnerables del país, a través de la entrega de alimentos saludables a comedores y familias vulnerables, prevenir la propagación del coronavirus proporcionando suministros de higiene y protección para trabajadores comunitarios y artículos de limpieza para familias con niños y adolescentes, y capacitar a todas las personas sobre la prevención de COVID-19″, señaló Rabinovich

Y cerró: “En Google creemos que la colaboración es la clave para generar un impacto positivo y hacer frente a los principales desafíos que enfrentan nuestras comunidades. Y encontramos en UNICEF al aliado ideal para trabajar colaborativamente y llegar a las comunidades más vulnerables de Argentina, estén donde estén. Sabemos que estos resultados son parte de un largo camino que queremos seguir profundizando en el futuro, para contribuir a que más personas puedan tener acceso a más posibilidades”.

Son varios las países de Latinoamérica que van a recibir esta ayuda. En Chile se invertirán USD 150.000 dólares en habilitar 10 patios escolares, más la dotación de implementos de bioseguridad. En Colombia se enfocarán los esfuerzos en el mejoramiento de los sistemas de agua, saneamiento e higiene en colegios, incluyendo la instalación de puntos de lavado de manos con agua y jabón, la entrega de kits de higiene escolares y el fortalecimiento de las capacidades comunitarias para la operación y mantenimiento de los servicios; con una inversión de USD 270.000.

México, con un apoyo de USD 300.000, Unicef se enfocará en el fortalecimiento de programas de atención integral a la mala nutrición de niñas y niños, problema que se ha agravado en comunidades vulnerables debido a la pandemia de COVID-19. En Perú, Unicef enfocará su trabajo en contribuir con la disponibilidad de oxígeno en los centros de salud críticos de Loreto, Huancavelica, Ucayali y Lima Norte y en ofrecer implementos de protección para los trabajadores de la salud, así como en la instalación de estaciones de lavado de manos en centros de vacunación y en campañas de concientización, con una inversión de USD 270.000.

La entrada Global y solidario: un plan humanitario busca ayudar a las comunidades vulnerables de Latinoamérica se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *