Mientras se inicia cacería para capturar el novio cientos lloran el asesinato de dominicana en Connecticut

Mientras se inicia cacería para capturar el novio cientos lloran el asesinato de dominicana en Connecticut

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Mientras se iniciaba la cacería en Estados Unidos y República Dominicana para capturar al novio, cientos de comunitarios, familiares y empleados, lloraban el asesinato de la emprendedora dominicana Janet Avalo Álvarez (Irandy), de 26 años de edad, quien según la policía de Waterbury en Connecticut, fue estrangulada por el dominicano Alfredo Esmeril Peguero Gómez, de 32, fugitivo de todas las agencias de la ley del estado y el Departamento de Justicia y contra quien se ha emitido una orden internacional de arresto.

La policía de Waterbury dijo este miércoles que Avalo Álvarez de 26 años de edad y desaparecida desde el 12 de este noviembre y hallada muerta este martes en un bosque en el pueblo de Wolcott, a 17 minutos del bar “Guakara Taína”, donde ella habría sido asesinada, murió estrangulada supuestamente por su pareja.

Los investigadores dijeron que se ha iniciado una cacería en todo Estados Unidos y la República Dominicana en busca de Peguero Gómez, cuyo carro fue encontrado en el parqueo del aeropuerto internacional Liberty de Newark en Nueva Jersey.

Pero, el jefe de la policía en Waterbury, Fred Spagnola, reveló que cámaras de seguridad captaron el vehículo de Peguero Gómez, rodando por el área donde fue hallado el cadáver de Janet.

La pareja, era propietaria del negocio y versiones no confirmadas de algunos familiares, empleados y amigos de los dueños, sostienen que siempre estaban discutiendo por el manejo económico del establecimiento.

La licencia para vender licores está a nombre de la mujer. La policía ha dicho que nunca se recibió una llamada reportando incidentes de violencia doméstica en la casa donde vivían, situada en la calle Ayers de Waterbury.

“Él la trató como a una perra, la asesinó y la tiró en el monte”, dijo Randy Avalo, hermano de Janet, pidiendo que si hay algún familiar de Peguero Gómez escondiéndolo que lo entreguen a la policía.

El hermano fue quien tuvo la dolorosa responsabilidad de identificar a la muerta, por un tatuaje que ella tenía en el cuerpo y cuya foto le mostró la policía.

Desde el inicio de la investigación, la policía tipificó a Peguero Gómez, nativo del sector Puerto Rico en el barrio Los Mina de Santo Domingo como persona de interés y luego del macabro hallazgo, fue declarado sospechoso principal.

El jefe policial dijo también que en la activa búsqueda de Peguero Gómez, participan oficiales de los alguaciles de Estados Unidos (US Marshalls), un cuerpo federal élite del Departamento de Justicia, especializado en capturar fugitivos dentro y fuera del país.

Peguero Gómez, aparece en las redes sociales en una foto pistola en mano.

Los investigadores no han detallado si tiene antecedentes penales en Connecticut y otros estados de Estados Unidos.

Janet, fue vista por última vez la noche del 12 de noviembre, el 13 sus familiares la reportaron como desaparecida y el 14, la policía comenzó la búsqueda por tierra, aire y agua, auxiliada por brigadas comunitarias en las que participaron docenas de civiles.

El jefe de la uniformada señaló en conferencia de prensa este miércoles, que la principal pista para llevar a los sabuesos policiales hasta el bosque donde estaba el cadáver en avanzada descomposición, fue el video de la cámara que grabó el vehículo de Peguero Gómez, moviéndose en el área.

En el seguimiento de la Línea de Tiempo de la investigación, se rastreó la ruta del Toyota Corolla color gris del hombre, en dirección a Nueva Jersey, hasta llegar al aeropuerto de Newark.

Aunque algunos investigadores creen que Peguero Gómez, habría huido a la República Dominicana, no han ofrecido datos sobre los pasajeros en los vuelos de ese día, por lo que la cacería también e centra en Estados Unidos.

El teniente de la policía de Waterbury, David Silverio, explicó que la investigación se centró en la Ruta 69, también conocida como la carretera Wolcott Road, porque el video de vigilancia mostraba el auto de su novio conduciendo en esa área después de que ella fuera reportada como desaparecida.

Silverio dice que su cuerpo fue descubierto a una milla de la frontera entre Waterbury y Wolcott.

“Se determinó que la forma de homicidio fue la causa de la compresión del cuello”, dijo.

“El señor. Alfredo Peguero Gómez ha sido identificado como el sospechoso del homicidio”, agregó el teniente.

La pareja llevaba un año de relaciones maritales y se mudaron hacía nueve meses a la casa de la calle Ayers, donde vivían juntos, confirmaron familiares.

El hermano de Janet, le dijo al canal FOX News 61 en Connecticut, que una reunión con la policía les aclaró a los familiares todo lo que necesitaban saber.

“Me mostraron una foto con tatuajes y cosas que ella tenía”, dijo el hermano. “Entonces, no hubo dudas de que era ella”.

Dijo que su familia tiene un mensaje para los parientes de, Peguero Gómez: “si lo están ayudando, de alguna manera, deténgase y llévenlo a la policía”.

Señaló que la familia está en shock y que nunca hubo signos de una relación fracturada entre Janet y Peguero Gómez, lo responsabilizan por el asesinato.

“Trató a mi hermana como un animal”, dijo Randy. “Él tiró a mi hermana en el bosque y todos saben que ella no se lo merecía”.

Este miércoles en la mañana, los amigos y empleados y empleadas del bar levantaron un altar con velas, flores, fotos y mensajes escritos y recordando a una mujer que describieron como muy alegre y festiva.

“Era como la esencia de una latina”, dijo Stevey Newnez, una locutora de la emisora de Hot 93.7 FM, que también era amiga de Janet. “Ella era muy positiva y me amaba y no merecía lo que le pasó”.

Ney Casado, otro DJ de la radio emisora Viva 107.3 FM, dijo que “con su hermosa sonrisa, ella alegraba tu día”.

Dijo que Janet siempre estaba dispuesta a ayudar a gentes con problemas a lo que nunca se negaba.

Casado, tocaba música los fines de semana en “Guakara Taína”.

“La lloramos porque sabemos que sí es ella. Él la mató y la botó en ese monte”, expresó Jennifer Alcántara, amiga de la joven.

El lunes por la mañana, una brigada integrada por oficiales de policía, familiares y amigos se adentró en el parque Hamilton, una zona boscosa de Waterbury en busca de la joven.

Janet fue vista por última vez a las 10:30 de la noche del 12 de noviembre, en el negocio de su propiedad. Su vehículo, un Nissan Altima, se encontró estacionado en la parte trasera del negocio.

La noche de la desaparición, los detectives interrogaron a Peguero Gómez en su vivienda, pero según el jefe de la policía, el sujeto afirmó desconocer el paradero de su novia.

Horas después de que la uniformada allanara el bar y la residencia de la pareja, ubicada en la calle Ayers, Peguero Gómez cruzó el puente George Washington.

La Policía dijo que, aunque la pareja no tiene historial de abuso doméstico, ambos discutían a diario por asuntos de dinero y en relación con el negocio.

La policía reveló que los investigadores confiscaron pruebas en el negocio y en la vivienda de la pareja, aunque no dio más detalles al respecto.

La familia estaba ofreciendo una recompensa de $5,000 dólares por información que llevara al paradero de Janet y su novio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *