Una teniente hispana borracha y un sargento del NYPD sorprendidos

Visitas : 101

Una teniente hispana borracha y un sargento del NYPD sorprendidos teniendo sexo en baño de cuartel en Manhattan

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La teniente hispana Brandi Sánchez y el sargento Lambros Gavalas del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), fueron sorprendidos teniendo sexo en un baño de la Unidad de Asistencia Familiar en la calle Church en el barrio Tribeca en Manhattan a la que ambos oficiales están asignados.

Sánchez, de 39 años de edad, quien según el informe policial publicado ayer martes por el tabloide NY Post, estaba borracha y semi desnuda cuando fue encontrada teniendo relaciones sexuales con el sargento.

Los dos, fueron sancionados de inmediato y cesados en sus puestos en lo que avanza una investigación de la Oficina de Asuntos Internos y el Departamento de Ética del NYPD, dijo el medio.

La teniente, está casada con el comandante adjunto del cuartel 79 en Brooklyn, el inspector adjunto Timothy Skretch, con quien ha procreado varios hijos, ella y el sargento fueron sorprendidos el sábado en el baño.

Tanto a ella como al sargento, de 46 años, los despojaron de sus placas, pistolas y otras insignias del NYPD.

La policía no negó las acusaciones y dijo que el incidente está bajo revisión interna.

Un sargento separado de la policía fue quien se dio cuenta por primera vez de que Sánchez, y el sargento ocupan un espacio cerrado, y han estado involucrados en interacciones sexuales, según un informe del NYPD obtenido por el Post.

La pareja fue atrapada cinco minutos antes de que el turno de Sánchez finalizara, según el reporte.

El sargento salió del baño e informó lo que presenció a otro teniente del NYPD, quien entró y le dijo a la pareja que se fuera.

Cuando los oficiales que encontraron a la pareja regresaron al baño poco después, los amantes aún estaban en el puesto, señala el informe.

En ese momento, el teniente nuevamente les ordenó que se fueran y el sargento Gavalas salió sin decir una palabra.

Una vez que salió del baño, el sargento entró en el puesto contiguo, se subió a un asiento de inodoro y miró por encima de una partición para encontrar a Sánchez aún expuesta.

Sánchez se identificó como policía cuando finalmente salió del puesto, vestida con un abrigo negro, un vestido de burdeos y zapatos negros.

No estaba armada en el momento de la relación y no pudo ser entrevistada debido a su estado mental comprometido, indica el informe del NYPD.

Sánchez y su amante fueron puestos en servicio modificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *