El papel del zinc para fortalecer el sistema inmune

Visitas: 4

El zinc es uno de los minerales esenciales que contribuyen al fortalecimiento del sistema inmune. En general, asegurar una correcta nutrición es determinante para que el cuerpo pueda responder ante los agentes infecciosos. 

Respecto a esto, un estudio publicado en la revista Nutrients destaca que las vitaminas (como las A, B6, B12, C, D y E) y los minerales (selenio, magnesio, hierro, zinc y cobre) complementan la acción del sistema inmune.

El consumo insuficiente de estos nutrientes es común, lo que provoca una mayor incidencia de infecciones y sus respectivas consecuencias. En este caso en particular vamos a ver qué papel desempeña el zinc y cómo optimizar su ingesta. 

El papel del zinc para fortalecer el sistema inmune

De primera instancia, las infecciones respiratorias agudas, como las epidemias estacionales de influenza y el reciente brote del COVID-19, son una causa frecuente de morbilidad y mortalidad a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud estima que la influenza estacional provoca entre 3 y 5 millones de enfermedades graves que requieren hospitalización y provocan altas tasas de muertes en el mundo.

Aunque las medidas de higiene y las vacunas son herramientas eficaces para proteger ante infecciones, no todas las enfermedades de este tipo tienen una vacuna. Esta última tarda en desarrollarse y, de hecho, pueden pasar muchos años antes que se apruebe su uso.

Debido a esto, es necesario adoptar estrategias adicionales para abordar las epidemias infecciosas. Una medida, por ejemplo, es el uso de inmunonutrientes para fortalecer el sistema inmune. En esta oportunidad veremos el papel del zinc, sus mecanismos de acción y sus fuentes alimentarias.

La deficiencia de algunos nutrientes como el zinc puede causar un debilitamiento del sistema inmune. Por eso, más allá de los tratamientos convencionales, es importante prestar atención a la nutrición.

El papel del zinc para el funcionamiento del sistema inmune se ha conocido desde hace mucho tiempo. El descubrimiento de la timulina dependiente de zinc, involucrada en el desarrollo de los linfocitos T en el timo, se conoce desde hace cuatro décadas.

Este elemento traza, es un componente integral de más de 3 000 proteínas que desempeñan un rol como enzimas y factores de transcripción que participan en vías de señalización celular y procesos de reparación y replicación del ADN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *