OJO: Clasificación de las drogas psicoactivas y sus efectos

OJO: Clasificación de las drogas psicoactivas y sus efectos

La mayoría de las drogas psicoactivas generan dependencia química y adicción. Esta última es muy destructiva para la persona que consume los psicotrópicos y para la sociedad.
Clasificación de las drogas psicoactivas y sus efectos

Las drogas psicoactivas, también conocidas como psicotrópicos, son sustancias químicas que tienen la propiedad de cambiar el estado mental de una persona. Su acción modifica la forma en la que funcionan el cerebro y el sistema nervioso.

Cuando una persona usa las drogas psicoactivas se altera su percepción, su estado de ánimo o su consciencia. Más allá de si son legales o no, lo cierto es que estas sustancias suelen generar adicción.

Efectos de las drogas psicoactivas

El consumo de drogas psicoactivas es problemático por varias razones. Hay que decir que no todas ellas generan adicción, pero muchas sí. En caso de que se desarrolle dependencia, esta suele ser creciente y puede poner en riesgo la vida de una persona.

Así mismo, la dependencia de los psicotrópicos causa afectaciones a nivel cerebral y de otros sistemas. En los casos más graves lleva a la demencia. Entre tanto, como muchas de estas drogas son ilegales, también tienen el potencial para llevar al adicto a involucrarse en acciones delictivas.

De otro lado, el mercado ilegal o informal de las drogas psicoactivas muchas veces pone en circulación sustancias de muy baja calidad o alteradas. Por obvias razones, este comercio no está regulado y no hay control sobre lo que le ofrecen al consumidor.

Clasificación de las drogas psicoactivas

Hay varias maneras de clasificar las drogas psicoactivas. Sin embargo, una de las más habituales es la que se hace con base en el efecto potencial de la droga sobre el cerebro y sobre el cuerpo.

Estimulantes

Los estimulantes son drogas psicoactivas que dan lugar a un mayor estado de alerta, excitabilidad y energía. También mejoran el estado de ánimo, que puede llegar a la euforia. Generan respuestas corporales como aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca.

Estas drogas se llaman estimulantes porque estimulan el funcionamiento y la excitación del sistema nervioso central. Por eso también provocan reducción del apetito, falta de ganas de dormir y agitación. Dentro de los más conocidos están la nicotina, la cafeína, las anfetaminas y la cocaína.

El uso excesivo o muy frecuente de estimulantes puede desembocar en un ataque al corazón o incluso en la muerte. Así mismo, su consumo podría provocar efectos secundarios como ansiedad, pánico, crisis convulsivas, paranoia, taquicardia y dolor de estómago.

Cafeína es una droga estimulante.
La cafeína es una sustancia estimulante de curso legal y muy difundida en el mundo.

Depresores o relajantes

Los depresores o relajantes son drogas psicoactivas que alivian la ansiedad, reducen la sensación de tensión y provocan relajación muscular. Estas sustancias ralentizan la actividad del sistema nervioso central. En pequeñas dosis calman, relajan y desinhiben.

En algunos casos, este tipo de drogas se emplean para tratar problemas de ansiedad, trastornos del sueño o espasmos musculares. El abuso puede generar efectos secundarios como respiración superficial, frecuencia cardiaca más lenta y hasta coma.

En casos extremos, el abuso de estas drogas psicoactivas lleva a la muerte. Ejemplos de depresoras son el alcohol y las benzodiazepinas.

Opioides

Los opioides tienen un mecanismo de acción similar al de los depresores. Provocan somnolencia, mejoran el estado de ánimo, reducen el ritmo respiratorio y alivian el dolor. Este tipo de sustancias tienen un importante uso médico para el control de las algias.

Cuando estas drogas psicoactivas provienen directamente de la planta de la amapola se conocen como opiáceos. En estricto sentido, los opioides se producen de forma sintética. Los efectos secundarios incluyen episodios súbitos de euforia, confusión y náuseas o vómitos. En los casos más graves se presentan convulsiones, paro respiratorio, coma y muerte.

Hay que decir que estas sustancias tienen una gran capacidad para aliviar el dolor físico. Por eso están presentes en analgésicos comunes, como la codeína, la oxicodona y la morfina.

Los alucinógenos son un tipo de drogas psicoactivas que provocan alteraciones profundas en la percepción sensorial de quien las consume. Bajo el influjo de estas sustancias se experimentan sensaciones muy diferentes.

Los efectos negativos más severos son la ansiedad, la pérdida de memoria, la paranoia, el ataque de pánico, la agresividad y el aumento del ritmo cardiaco. Los alucinógenos más conocidos son el LSD, la psilocibina de los hongos, el peyote (mescalina), la ketamina, la fenciclidina (PCP) y el dextrometorfano.

Drogas de diseño

Las drogas de diseño, en su gran mayoría, son estimulantes, pero también pueden ser alucinógenos o depresores. Conforman un grupo aparte porque se trata de sustancias que imitan el efecto de otras. Se elaboran en laboratorios clandestinos.

Se trata de sustancias sintéticas o semisintéticas que en muchos casos pretenden sustituir medicamentos controlados. Inicialmente, se elaboraban para eludir la acción legal que hay o había sobre ciertas drogas psicoactivas.

Este tipo de sustancias son más baratas, fáciles de transportar y de consumir. Por eso ejercen atractivo sobre las personas más jóvenes. Sus efectos son impredecibles, ya que se fabrican con muy diversas composiciones. Dentro de este grupo están el polvo de ángel y el crystal, por ejemplo.

Drogas.
Las sustancias psicoactivas conforman un grupo muy heterogéneo. Algunas son de curso legal y otras no.

Marihuana

Aunque la marihuana o cannabis tiene propiedades similares a las de los depresores, por lo general se le clasifica aparte. Además de provocar relajación, genera mayor agudeza en la percepción y euforia a corto plazo.

Esta reacción está seguida de somnolencia, retraso en el tiempo de reacción, aumento del apetito y problemas de equilibrio y coordinación. A largo plazo puede generar problemas de aprendizaje y de memoria, ansiedad, tos crónica y deterioro de la salud mental. La marihuana también aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que incrementa el gasto cardiaco.

El problema creciente de las drogas psicoactivas

El consumo de drogas psicoactivas sigue aumentando. Unas 36 millones de personas en todo el mundo tienen trastornos severos asociados al consumo de psicotrópicos. Solo 1 de cada 8 personas que necesitan tratamiento para la adicción termina recibiéndolo.

El abuso de drogas psicoactivas destruye la salud y la personalidad. Genera graves problemas familiares y sociales. De hecho, puede echar por tierra no solo la vida del adicto, sino la de sus seres queridos.

La entrada OJO: Clasificación de las drogas psicoactivas y sus efectos se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *