Alternativas al gas natural 

Alternativas al gas natural 

 

 

En nuestro país sigue habiendo muchas zonas a las cuales no llega el gas natural. Debido al alto precio de la electricidad, mucha gente sigue usando, como fuente de energía, el propano y el butano. Veamos qué son estos gases y sus ventajas e inconvenientes. 

 

 

 

Bombonas de gas propano y butano 

 

Era la alternativa más popular al gas natural cuando su uso no estaba muy extendido y aunque cada vez es menos común en España, aún hay lugares donde se utilizan estos sistemas de gas, que consisten en la extracción de la energía contenida dentro de un recipiente.  

 

Estos envases son distribuidos por unas pocas compañías proveedoras con quienes se puede contratar dicho servicio para poder adquirir las bombonas, disponibles tanto en estaciones de servicio como a domicilio según las condiciones específicas de cada empresa. 

 

Gas butano 

 

En la actualidad no quedan demasiadas empresas que comercialicen bombonas de butano, y tampoco tienen una gran variedad al usuario.  

 

Los formatos tradicionales respetan en mayor medida el precio oficial pero cualquier pequeña innovación en la tipología de los recipientes al final conlleva un incremento sustancial en el precio de la bombona incluso aunque la cantidad de energía contenida esté por debajo de la ofertada en los  formatos tradicionales. 

 

Existen formatos de bombonas con precios regularizados por ley. Sin embargo, las compañías tienen la libertad de crear sus propios formatos y aplicar precios libres en función a las características de cada uno de ellos. 

 

 

Diferencias entre el gas butano y el gas natural 

 

  • El gas butano es altamente inflamable, por lo que es menos seguro que el gas natural 
  • El suministro de gas natural es, salvo circunstancias excepcionales, continuo. El problema del butano es que va en bombona y hay que cambiarla al acabarse. Si no estamos atentos, podemos quedarnos sin butano. 
  • El gas butano es una buena alternativa para usos puntuales
  • El gas natural debe estar conectado a la red pública mientras que el gas butano es fácil de transportar. 

 

 

Gas propano 

 

 

el gas propano puede distribuirse en un recipiente (como el gas butano) o a granel, en cuyo caso es necesario instalar una cisterna para poder almacenarlo, por lo que se requiere de una gran cantidad de espacio en la vivienda.  

 

Por otro lado, los envases actuales de gas propano disponibles en España son más limitados aún que los de butano y sus precios están por encima de ellos. 

 

Diferencias entre el gas propano y el gas natural 

 

  • El gas propano es la fuente de energía principal en viviendas de entornos rurales donde no hay instalaciones para el gas natural. 
  • Es necesaria la equipación e instalación del gas natural para poder darlo de alta mientras que el gas propano se vende en envases o a granel. 
  • La factura del gas natural viene cada mes independientemente del consumo del usuario mientras que el gas propano depende del uso que se le dé. 
  • No hay que estar pendiente para obtener suministro de gas natural pero sí hay que prever con antelación el suministro del gas propano. 
  • El gas propano es una buena alternativa para hogares que necesiten calefacción para grandes dimensiones de vivienda. 
  • El gas propano es más caro que el gas natural e incluso está por encima del gas butano. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *