Domótica y smarthomes, el futuro de la comodidad 

Domótica y smarthomes, el futuro de la comodidad 

 

Pese a que hace años las casas inteligentes parecían algo de película de ciencia ficción, hoy en día son una realidad. Mucho de los aspectos que conforman nuestra vivienda se han unido al Internet de las cosas y se pueden controlar a través de algo tan simple como un teléfono móvil. El futuro de la comodidad en nuestro hogar ya es una realidad. 

 

 

 

¿Qué es la domótica? 

 

La domótica es el conjunto de sistemas que automatizan una vivienda (o cualquier edificación), aportando una serie de servicios de eficiencia energética, seguridad, comodidad y comunicación.  

 

Estos sistemas se encuentran formados por redes tanto interiores como exteriores, cableadas o inalámbricas y que se pueden controlar de forma remota desde un dispositivo con conexión a Internet 

 

Etimológicamente hablando, la palabra “domótica” proviene de los términos latinos “domus” (casa) y “autónomo” (que se controla a sí mismo). 

 

La domótica entraría dentro de lo que se considera “el Internet” de las cosas”. Definir esta expresión es algo complicado, pero se puede afirmar que es una red que conecta objetos físicos basándose en una conexión a Internet. Dichos objetos se sirven de un hardware que les posibilita conectarse a esa red e, incluso, programar acciones en relación a las tareas que les lleguen de forma remota (generalmente a través de un móvil). 

Smarthomes, las viviendas inteligentes del (no tan) futuro 

 

Una vivienda inteligente es la que posee un diseño arquitectónico y una serie de tecnologías avanzadas que permiten al usuario controlar los diferentes aspectos del hogar mediante e un control remoto (móvil). Existen diferentes aspectos de una vivienda que ya son “inteligentes”. 

 

Las alarmas y sistemas de seguridad controlados a través del teléfono móvil forman parte de muchos hogares. Conectar y desconectar la alarma o ver en tiempo real qué ocurre en nuestra vivienda fue uno de los primeros aspectos del uso de la domótica en una vivienda. Incluso, se están adaptando las nuevas viviendas a las cerraduras inteligentes, que se controlan por sistemas de códigos, huellas digitales o aplicaciones de móvil. 

 

Las SmartTV permiten una conexión a Internet directamente desde nuestra televisión. 

 

Las ventanas y persianas inteligentes que se abren o cierran y suben o bajan de forma automática permiten aprovechar al máximo la luz solar aunque no estemos físicamente en nuestro hogar. Esto nos permitiría ahorrar energía en la climatización del hogar, al igual que los termostatos, capaces de controlar el sistema de climatización del hogar y, a través de una orden nuestra, regular la temperatura de nuestro hogar. 

 

Uno de los aspectos en los que se invierte más tiempo en el hogar es en la cocina.Por ello, los electrodomésticos inteligentes son una de las mayores aplicaciones de la domótica. Neveras que te hacen la compra, hornos que se calientan y controlan de forma remota u ollas que cocinan por sí mismas nos reportan una comodidad antes impensable. Incluso existen aparatos que limpian por nosotros. 

 

 

¿Cuáles son las ventajas de la domótica y las casas inteligentes? 

 

En primer lugar, la comodidad y el ahorro del tiempo. No tener que cocinar, limpiar o hacer la compra nos ahorra mucho tiempo que podemos dedicar a otras cosas. 

 

Aumenta la seguridad del hogar. Podemos controlar todo de forma remota, desde comprobar si la puerta y ventanas están cerradas hasta detectar problemas antes de que sean catastróficos (como una fuga de agua). 

 

Supone un ahorro de energía. Los termostatos nos permiten no gastar tanta energía en aclimatar nuestra casa y el poder controlar los aparatos de forma remota (como puede ser un horno) hará que podamos usarlos de forma más eficiente y efectiva y así veremos que nuestra factura de la luz será más baja. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *